Entradas

Sueño prematuro

Imagen
Nunca he sido muy hablador, pero algunas cosas deben cambiar. Al menos en esta ocasión quiero que así sea. También está el hecho de ser perseguido por la muerte, eso cambia tu punto de vista, aunque si lo pienso todo el mundo es perseguido por ella. Ya te habrás dado cuenta que esto son las andanzas de un viejo, si no quieres leer una historia así ya sabes por donde irte. Perdona que sea tan brusco pero ya tengo una edad para no andarme con muchos rodeos. Tampoco voy a contarte toda mi vida, algunos puntos son demasiado personales y prefiero quedármelos para mí. Así que me imagino una historia un poco inconexa y simplona. Pero tampoco vamos a pedir mucho a esta menta ¿No crees?

Hotel Bisping

Imagen
Siempre pensé que era un espíritu libre, que jamás me quedaría en un solo lugar. Sorpresa, me equivoqué. Tras años viajando con poco más de una mochila encontré el lugar al que pertenezco. Llegué hace cerca de un año y no tenía mucho dinero, de modo que hice lo de siempre, ofrecer trabajo por una cama. Es un pueblo pequeño donde la gente solo viene de paso, pero está lleno de buenas personas, o al menos no vi su lado malo. El único hotel del pueblo es el Hotel Bisping , el lugar donde ahora vivo.

Sinfonía de alaridos

Imagen
Cuando un reloj se lleva un gran golpe, corres el riesgo de que se rompa y no importa que lo arregles, no volverá a ser igual. Pues a los pianistas nos sucede lo mismo. Sí, soy el reloj estropeado.

Testeo de ideas

Imagen
La cantidad de ideas que tuve y perdí antes de poder recordarlas es demasiado grande. Por eso me compré la transcriptora, explicaré lo que es para todo aquel desanclado de la tecnología. Es una máquina con aspecto de auriculares, que transcribe tus pensamientos a un archivo en tu móvil. Bien, pues este es mí primera transcripción.

Un traje sin caballero

Imagen
La mesa elegida fue la más pequeña, esa acompañada por las sillas más rimbombantes del local. Lo cual tiene mérito en este nefasto lugar. No es más que uno de los ya clásicos restaurantes modernos, lleno de cosas abstractas y llamativas. En resumen, feos e incómodos. Al menos se que ella jamás elegiría este lugar para comer, no es más que una unión de casualidades que terminase aquí. Solo vale la pena una cosa de este antro de caché, el guitarrista en directo, el roce de esas cuerdas está muy por encima de todo este lugar. Es el tesoro entre la mierda. Sí, es casi literal.

El primer monstruo

Imagen
Todo se ve más claro desde su escondite, si no sabe que está deja de actuar. No finge ser el hombre bondadoso que todos conocen, se arranca la máscara y muestra los colmillos. Y ha llegado la hora de alimentar a la bestia, por ello su madre le ordenó entrar en su escondite, el armario para los menos observadores. El nunca mira, cierra los ojos y espera que todo pase. Ojalá esta vez hiciera lo mismo.

Luces y ruido

Imagen
Aburrimiento, indiferencia, apatía… Es lo único que siente Thomas entre tanta gente. Entre simios haciendo algo que llaman baile, mientras fingen amistad e ingieren alcohol, como si eso fuera hacerlos felices. Por eso se va, con la excusa de estar cansado. Recorre las nuevas calles con las manos en sus bolsillos, observando a la gente. Como hacen cola para subir a una atracción, mientras dos jóvenes se besan y una pareja aúpa a su hijo. Y siente nostalgia, porque ese no es su hogar, pero en esa época todos son parecidos. Parecidos, que no iguales.

Falso gigante

Imagen
No entiendo como entra tanta gente en un solo lugar. Cuanto al menos diez mesas, en un espacio equivalente a un dormitorio medio, está claro que el espacio se ha deformado. Y huele a gas ¿Por qué huele a gas? Si aquí solo hay gente y no hacen nada, tal vez hasta sean maniquís.