¿Cómo encontrar tu historia?


 Nuestras mentes son unas ninfómanas de ideas. No dejan de crear historias y mundos, los cuales nos suplican por cobrar vida. Pero no podemos pasarnos la vida dando alas a todos ellos, tenemos que elegir. Se que no es fácil por ello os muestro mi sistema.


  • Primera limpieza
 Está claro que tenemos demasiadas ideas, por lo que el primer paso es sencillo: reducir su número. Para ello tendremos que quedarnos con las que más nos gusten. Parece un consejo inútil, pero teniendo en cuenta todo el tiempo que dedicaremos a darle forma, es necesario que nos apasione o nos aburriremos.

  • Segunda limpieza
 Algo importante es ser consciente de cuantos caminos tiene tu historia. No importa si la idea es un personaje, un mundo o el desarrollo de una posibilidad. Como ya dije, solo importan los caminos. Los ángulos que tienes para contarla, los caminos para alcanzar el final, los cambios de ritmo o sorpresas. Todo. Es un trabajo algo molesto, pero te darás cuenta de cual es más versátil. 

  • Tercera limpieza
 Ahora debes responder a una pregunta... ¿Cuántas veces han usado tu idea? Hay que tener en cuenta que es muy probable que no seas la primera en pensarlo. Por eso busca tu idea en otras obras. Si no la encuentras es que la han usado poco, o realmente es nueva. Si ese es el caso, felicidades. Y en caso contrario no te preocupes. No solo es importante la idea, tambien cuenta como lo cuentes.

Así que piensa si tienes una menera de hacerla diferente, o de hacerlo mejor que el resto. Si por casualidad tienes obras para las dos opciones, no te diré que te quedes con la primera opción. Piensa detenidamente cual puedes hacer mejor. Con cual te ves dedicando más horas. Una vez que lo tengas claro, ya está hecho.

Este es el sistema que yo utilizo y realmente me ayuda. Solo espero que sea útil y que encuentres tu amada historia.

¡Adiós!

Diego Alonso R.

Comentarios

Publicar un comentario